Soñar con ratones

Los ratones es la segunda especie de mamíferos con mayor población. Son pequeños y poseen una cola que supone más de la mitad de su longitud total. Son frecuentemente utilizados en experimentos de laboratorio. En la ficción hay varios casos conocidos de ratones como el ratoncito Pérez y Mickey Mouse.

¿QUÉ SIGNIFICA SOÑAR CON RATONES?

Siempre y cuando no se haya tenido ninguna experiencia en la vida real con ratones, estos sueños suelen significar miedos y problemas con los que tienes que lidiar de día y que no te dejan dormir por la noche. Estás experimentando sobretodo una sensación de incomodidad. Para conocer la interpretación correcta, ten en cuenta los siguientes contextos.

Soñar con ratones

Soñar con ratones vivos

Esto sería lo común. Por eso deberías leer el artículo completo para saber el significado correcto dependiendo de los demás detalles.

Soñar con ratones blancos

El color blanco significa pureza. Estos sueños tienen un significado positivo siempre que no muerdan ni ataquen. Tienes la conciencia tranquila. En cambio, si son grises deberías seguir leyendo los demás significados ya que ese es su color natural.

Soñar con ratones pequeños

Indican que los problemas que te preocupan son insignificantes y no deberías preocuparte tanto por ellos.

Soñar con ratones grandes

En este caso los problemas a los que te enfrentas son de una gran importancia. Te recomiendo que reflexiones y busques soluciones para poder dormir tranquilo.

Soñar con ratones bebés

Indican el comienzo de un nuevo amor y, si es correspondido, de una nueva relación sentimental.

Soñar con ratones muertos

Este sueño quiere decir que eres una persona que no deja que los pequeños problemas le molesten

Otros significados de soñar con ratones

– Si sueñas que matas un ratón, esto sugiere que otras personas se estás aprovechando de tus problemas para sacar beneficios.

– Si sueñas que tú o alguien se come un ratón significa que hay algo en tu conciencia que te molesta.

– Si sueñas que un ratón es cazado quiere decir que estás dejando que los demás decidan las cosas por ti.